Blog

  • Inicio
    Inicio Aquí es donde puedes encontrar todas las publicaciones del blog.
  • Categorías
    Categorías Muestra una lista de categorías de este blog.
  • Etiquetas
    Etiquetas Muestra una lista de etiquetas que se han utilizado en el blog.
  • Bloggers
    Bloggers Busca a tu blogger preferido.
  • Blogs de Equipo
    Blogs de Equipo Busca tu equipo de blog preferido aquí.
  • Acceder
    Login Tu cuenta
Suscribirse a esta lista por medio de RSS. Ver entradas etiquetadas antiinflamatorio

Publicado por en en Noticias

                                             b2ap3_thumbnail_pina.jpg

 

Es una enzima proteolÍtica que se extrae de la piña (Ananas camosus). Cuando se ingiere con los alimentos, ayuda a fragmentarlos y contribuye a que se absorban mejor. En cambio, cuando se ingieren a estómago vacío,  entran en acción sus propiedades medicinales.


Entre los beneficios de la Bromelina cabe destacar su uso como coadyuvante en el tratamiento de enfermedades autoinmunes como lupus, síndrome de Crohn y colitis. Tradicionalmente, se usaba para tratar infecciones intestinales tanto causadas por bacterias como por parásitos. Tiene también, efectos anticoagulantes, lo cual, nos puede ser útil en flebitis, varices, hemorroides, problemas de mala circulación en general y hematomas (ayudando a disolverlos).

La Bromelina fue aprobada en Europa, como remedio efectivo en la inflamación después de  cirugía. En un estudio doble ciego en el que participaron más de 150 mujeres a las que se les realizo episiotomía, las que recibieron bromelina, tuvieron una recuperación excelente con un descenso inmenso del dolor e inflamación.
Por sus propiedades antiinflamatorias, también es eficaz en artritis, osteoartritis, sinusitis y en afonías (disminuyendo el edema).
Se usa también en lesiones deportivas, acelera la curación y disminuye la inflamación en esguinces, tendinitis y otras lesiones musculares.

Fortalece el sistema inmunitario y ayuda en la batalla frente al cáncer (existen algunos estudios donde se compara con el 5-fluoruracilo y la ventaja de la bromelina es la citotoxicidad selectiva, digámoslo así, ataca solamente a las células "malas").

 

                                                                    b2ap3_thumbnail_Alameda33-Bromelina.gif

 

 

Existen más estudios de su uso frente al cáncer:

B B Tysnes,HR Maurert,T. Pornol,B. Probst (bromelina inhibe reversiblemente las propiedades invasoras de las células de glioma,adhesión,migración e invasion).
Silvanesan Dhandayuthapani, Honey Díaz Pérez,Alexandra Paroulek publicado en el Journal of medicine/food (bromelina induce la apoptosis de células Gl-101A en cancer de mama,test in vitro).
S. Batkin,S.J.Taussis,J. Szekerezes publicado en Journal of cancer research and clinical oncology (efecto antimetastasico de la bromelina con o sin su actividad proteolitica y anticoagulante.

Útil también por vía tópica en quemaduras: las cremas con bromelina aceleran la curación de las heridas por sus propiedades fibrinolíticas y en varios estudios demuestran su eficacia tratando quemaduras de segundo y tercer grado.

Mejora también la absorción de la quercitina y determinados antibióticos.

Efectos adversos y situaciones especiales:
Se considera seguro si bien, algunas personas han experimentado molestias de estómago, diarrea, náuseas y aumento de la frecuencia cardiaca (generalmente asociado a dosis altas).
No se recomienda la toma de suplementos en embarazo y lactancia. Al mejorar la absorción de determinados antibióticos, también potencia sus efectos secundarios, así que especial atención cuando se tomen antibióticos.
Por sus propiedades anticoagulantes, interacciona con plantas y medicamentos antiagregantes plaquetarios y aumentaría el riesgo de sangrado.

Visitas: 1175
0

Publicado por en en Noticias

                          b2ap3_thumbnail_hands.jpg

 

 

La AR es una enfermedad sistémica, autoinmune caracterizada por provocar inflamaciones crónicas de las articulaciones, que producen su destrucción progresiva con distintos grados de deformidad e incapacidad funcional.

Su causa sigue siendo desconocida. Su prevalencia mundial ronda el 1%. Predomina en mujeres de 25-50 años, en una proporción de 3 mujeres por cada hombre afectado.

Consejos dietéticos:

  1. Ácidos grasos:

-              Incremento del consumo de ácidos omega 3, EPA, DHA y ácido linolénico: diversos estudios avalan que el consumo de estos ácidos mejoran a corto plazo la rigidez articular y la inflamación. Estos ácidos grasos inhiben la formación de prostaglandinas y leucotrienos (compuestos que intervienen en la respuesta inflamatoria).

   ¿Dónde podemos encontrar omega 3? Los encontramos en pescados como el boquerón, salmón, atún, sardina, arenque, en semillas de lino, calabaza, nuez y verduras de hoja verde como acelgas, espinacas, etc.

-              Disminución de grasas saturadas, que debido a su alto contenido en acido araquidónico son precursores de leucotrienos, los cuales participan en el proceso inflamatorio. De esta manera, se recomienda reducir el consumo de carnes, algunos pescados (tilapia, perca o caballa), lácteos, huevos, soja, coles y ajo.  

  1. Anti-oxidantes:

   Las vitaminas a, C, E, el Zinc y el selenio son buenos aliados, ya que evitan la oxidación de las células disminuyendo la inflamación y muerte celular.

  1. Otros:

-           Algunos alimentos de la familia de las solanáceas (berenjena, tomate o patata) contienen solanina (compuesto que participa en la respuesta inflamatoria). Por ello, se recomienda cocinarlos y no consumirlos crudos, de manera que se evite en parte su efecto perjudicial en AR.   

Por todo ello, se recomienda:

-        Aumentar el consumo de zumos ricos en vitamina C (naranja, limón, kiwi), de uvas, brócoli, infusiones antioxidantes de té verde (tres o cuatro tazas bebidas a lo largo del día).

-        Sustituir el aceite de girasol por el aceite de oliva, limitar el consumo de alimentos perjudiciales como derivados lácteos y cereales como el maíz.

-        Aumentar el consumo de alimentos ricos en calcio y magnesio, con el fin de mejorar el sistema óseo. Incrementar la ingesta de fibra y de omega 3.

-        Incorporar en las ensaladas cúrcuma y un toque de pimienta negra.

Algunos estudios, sugieren que dietas vegetarianas con un periodo de ayuno previo de 7-10 días, de privación proteica y libre de gluten, evitan o disminuyen la inflamación de las articulaciones y la rigidez matutina.

El ayuno proteico ha sido otra línea de investigación, donde los estudios sugieren que podría resultar útil en casos de exacerbación de la enfermedad.

Lo que está claro es que los cambios en la alimentación, modifican la lora y permeabilidad intestinal, pudiendo favorecer la entrada de antígenos artrogénicos.   

Dicho todo esto, aunque no existe un protocolo de régimen alimentico en la AR (porque los estudios no duran más de un año de investigación), lo que está demostrado es que la dieta influye y mucho.

Visitas: 559
0

Publicado por en en Noticias

                                                               b2ap3_thumbnail_Curcuma_longa_roots.jpg

 

La Círcuma es una planta de la familia de las Zingiberáceas que se encuentra desde la Polinesia hasta el Sudeste asiático. Tradicionalmente se ha usado el extracto de cúrcuma como colorante en la cocina de Asia Oriental (se usa como colorante alimentario (E-100) y no es tóxico), ya que tiene un sabor neutro y un poco picante. Además de sus usos como colorante, tiene un gran interés debido a sus múltiples propiedades medicinales, por lo que estamos viendo un gran incremento de su uso en occidente (ya se usaba en la Medicina Tradicional China). Estas son algunas de sus propiedades:

  - Digestivas y carminativas: mejora las digestiones y nos ayuda con los gases ya que contiene eugenol. Además contiene zingibereno, que es un principio activo con propiedades antiulcerosas que estimula las secreciones de gastrina y jugos pancreáticos digestivos ayudando a la digestión y contribuyendo a un mantenimiento del pH gástrico.

  - Potente protector del hígado: útil en enfermedades como hígado graso, cirrosis, y por su acción coléretica y colagoga, útil también en trastornos de la vesícula biliar y para digestiones de las grasas. (Se desaconseja su uso en cólicos biliares). Esto se debe a sus propiedades antioxidantes y a sus componentes hepatoprotectores, como la curcumina.

   - En prevención y co-adyuvante en el tratamiento del cáncer (colon, duodeno, hígado, pulmón, ovario...). Sus propiedades antioxidantes ayudan al organismo a combatir los radicales libres, ayudando a superar los efectos secundarios que producen los medicamentos antitumorales. Hay estudios donde se recomienda un pre-tratamiento con cúrcuma para mejorar la eficacia terapéutica en cáncer de ovario, cáncer de piel, cáncer de mama y cáncer de colon.

  - En artritis y otras enfermedades relacionadas con la inflamación como enfermedades intestinales, Síndrome de Crohn y Síndrome del túnel carpiano. Esto se debe a su contenido en curcuminoides, que inhiben la producción de prostaglandinas inflamatorias. Esta propiedad se ve potenciada en combinación con bromelina, componente de la piña que también destaca por su acción antinflamatoria.

  - También podría ayudar en problemas respiratorios, mejorando tratamientos de asma y bronquitis debido a sus propiedades antiinflamatorias. Hay estudios que demuestran que en pacientes con tratamientos contra el asma (algunos inhaladores) previene la aparición de candidiosis osofaríngeas, reduciendo la presencia de hongos. También es interesante el uso de la cúrcuma en el tratamiento de la EPOC.

  - Además de las propiedades antes citadas, el uso de la cúrcuma también es interesante en diabetes y otros desórdenes químicos (en una investigación básica la cúrcuma redujo en ratones los daños pulmonares como consecuencia de enfermedades pancreáticas). Aumenta el sistema inmune en épocas de estrés (previniendo procesos catarrales), y algunos estudios apuntan que podría ser útil en psoriasis y lupus, pero esta línea de investigación está poco desarrollada.

 

¿Cómo tomamos la Cúrcuma?

La mejor forma de aprovechar las propiedades antiinflamatorias, hepatoprotectoras y antioxidantes de la cúrcuma es utilizarla habitualmente en la alimentación. Para ello podemos tomar de 1.5 a 3 gramos diarios de cúrcuma, bien en cápsulas o añadiendo la cúrcuma en polvo al final de la preparación de las comidas.

Para potenciar su efecto, se recomienda combinarla con la pimienta negra, ya que la piperina aumenta la absorción de los curcuminoides, y como hemos comentado anteriormente, la cúrcuma tiene un efecto sinérgico con la piña (por su contenido en bromelina).

 

 

Os Animamos a que nos dejéis vuestras dudas y comentarios.

Visitas: 1569
0

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies Puedes ampliar información en el siguiente enlace Más información.

¿Aceptas el uso de Cookies para este sitio?